Teorías sobre el cerebro

Dos teorías sobre el cerebro

Más para tomar en cuenta como herramientas para cuestionarse sobre el funcionamiento del cerebro que como afirmaciones científicas incontestables.

La teoría de los 2 cerebros: “cerebro izquierdo” y “cerebro derecho "

Desarrollada por Roger W. Sperry, neurofisiologista famoso por sus trabajos sobre las conexiones entre los hemisferios cerebrales, lo que le valió un Premio Nobel de medicina en 1981. Describe, en particular, el rol singular de cada hemisferio cerebral en la percepción de la lengua y el espacio, en el reconocimiento del rostro, los juicios de valor, el razonamiento o afectividad. 

“Nuestro sistema educativo, así como la ciencia en general, tiende a descuidar la forma no verbal del intelecto. Lo que equivale a decir que la sociedad moderna hace una discriminación del hemisferio derecho.” Roger Sperry.
Los dos hemisferios del cerebro tratan diferentemente pero de manera complementaria la información. No se puede decir que uno de los tratamientos sea superior al otro. Uno y otro son necesarios para pensar eficazmente. Dada la importancia de estas dos maneras de pensar, se podría suponer que uno y otro están incluidos en nuestro sistema educativo. Desgraciadamente No es el caso a menudo. El cerebro tiene dos hemisferios, pero demasiado a menudo el sistema educativo funciona como si sólo tenía uno sólo. Los dos son inseparables para un desarrollo armonioso del espíritu y el cuerpo.

Presione para ver la imagen en gran formato
 

La teoría de los 3 cerebros o cerebro triuno

Desarrollada por Paul Mac Lean en 1970, esta visión de la organización neuroanatómica no es una afirmación científica sino una herramienta teórica. Esta teoría se basa en el hecho de que la evolución del cerebro humano se realizo en varias fases, que corresponden a la aparición sobre Tierra de las distintas clases filogenéticas de animales. Así la estructura anatómica más antigua de nuestro cerebro, corresponde al cerebro reptiliano, se sitúa en lo más profundo, y la estructura más reciente y la más joven que corresponde al cerebro humano se sitúa a la periferia del cerebro, al exterior.

- Un cerebro “reptiliano”, el más antiguo, que gestiona las funciones vitales del organismo controlando: la frecuencia cardíaca, la respiración, la temperatura corporal, el equilibrio, etc.… Es fiable pero tiende a ser más bien rígido y compulsivo…

- Un cerebro “límbico”, aparecido con los primeros mamíferos, capaz de memorizar los comportamientos agradables o desagradables, y por lo tanto responsable en el humano de lo que llamamos las emociones. Es la sede de nuestros juicios de valor, a veces inconsciente, que ejerce una gran influencia sobre nuestro comportamiento.

- Un “neocortex”, quién es importante en los primates y sobre todo en el humano con nuestros dos grandes hemisferios cerebrales que adquieren una importancia desproporcionada. Es gracias a ellos que se desarrollará la lengua, el pensamiento abstracto, la imaginación, la conciencia, la estrategia. El neocortex es flexible y tiene capacidades de aprendizaje casi infinitas. Es también gracias al neocortex que puede constituirse la cultura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>